Challenge: students with entrepreneurial attitude

My children go to a good school, with a strong balance between academics and human focus. I really enjoy the advantages of a small school where teachers know their students, family situations and specific situations.

In general I like the school, but I’m missing something, and I suspect I am not alone. I wish the school helped kids develop an “entrepreneurial attitude”. No, I do not dream or pretend that all become entrepreneurs, they will freely choose what they want to do when they are older. Our current education system in Latin America is missing an opportunity to promote certain attitudes and useful tools for those who want to be entrepreneurs, but also for those who dream of being hired as doctors, architects or managers of multinational companies. In lack of a better description, I call those entrepreneurial attitudes . A few examples:

– Tolerance for failure

– Flexibility and responding to constant changes

– Focus on making and doing, carrying out plans and achieving results

– Ability to lead others and work in teams

– Identify opportunities when they see that something is not working

– Self-confidence

– Embrace diversity: approach to art, sports , cultures

The list goes on, and probably everyone can build their own broader, more personal one. My point is that, without being an expert on the subject , I feel that across Latin America education systems are training employees for the last century. The work of the future will be very different from our fathers’, in fact today it already is.

Today’s professionals are mobile and having a check at the end of the month is not enough. The new professionals want to lead work processes and have their own voice.

The way we work today implies a different conception of space-time of 20 years ago. The workplace is basically a network and quite rarely professionals dream of having just one job for their entire life. For these features and more, it is essential that schools adapt to the changes and encourage the boys to do so as well.

This post has more questions than answers. I am interested in the subject, and so far I have found only a few initiatives or organizations such as Junior Achievement, working on these issues.

Asking on Twitter I got responses from several entrepreneurs on initiatives that had “entrepreneurial” impact on them. Examples like technology fairs, contests for ideas/solutions or initiatives to raise money from sales of products were the most common responses.

I want to help change how entrepreneurial attitudes are taught in schools. Anyone up to help?

 
This post was originally published in LatAm.VC
 
Mis hijos van a un buen colegio donde existe equilibrio entre lo académico y en lo humano. Lo que más me gusta son las ventajas de un colegio chico, donde los maestros conocen a los alumnos, sus situaciones familiares y sus contextos.

En líneas generales estoy conforme con el colegio, pero me falta algo, y creo que no soy el único. Me gustaría que el colegio ayude a mis hijos a desarrollar una “actitud emprendedora”. No, no sueño ni pretendo que todos sean emprendedores, ellos elegirán qué hacer cuando sean más grandes. La educación actual se está perdiendo la oportunidad de fomentar algunas actitudes y herramientas útiles para aquellos que quieren ser emprendedores, pero también para los que sueñan con ser profesionales contratados como médicos, arquitectos o colaboradores de empresas multinacionales. A falta de una mejor descripción, las denomino actitudes emprendedoras. Algunos ejemplos:

– Tolerancia al fracaso

– Flexibilidad y reacción ante los constantes cambios

– Foco en acción, en llevar a cabo planes y conseguir resultados

– Capacidad de liderar y trabajar en equipo

– Detectar oportunidades cuando ven que algo no funciona

– Desarrollar y transmitir confianza en sí mismos

– Abrazar la diversidad: acercarse al arte, a los deportes, a las culturas

La lista sigue, y probablemente cada uno puede armar su lista propia, más amplia, más personal. Mi punto es que, sin ser un experto en el tema, tengo la sensación que en muchos países de América Latina los sistemas educativos forman empleados del siglo pasado. El trabajo del futuro va a ser muy diferente del trabajo de nuestros padres, de hecho hoy mismo ya lo es.

Los profesionales de hoy son móviles y para ellos tener una remuneración a fin de mes no basta.  Los nuevos profesionales trabajan quieren liderar procesos y reclaman tener su propia voz.

La forma en la que trabajamos  hoy, no tiene la misma concepción de espacio -tiempo que hace 20 años. El lugar de trabajo es básicamente la red y es raro pensar en profesionales que sueñen con tener un solo trabajo para toda su vida. Es más, puede ser causa de desconfianza.

Por estas características y más, es indispensable que los colegios se adapten a los cambios y fomenten en los chicos.

Este post tiene más preguntas que certezas. Me interesa el tema, y hasta ahora he encontrado pocas iniciativas u organizaciones, como es el caso de Junior Achievement, que trabajen sobre estos temas.

Preguntando en Twitter tuve respuestas de varios emprendedores sobre iniciativas que tuvieron impacto “emprendedor” sobre ellos. Ejemplos de ferias tecnológicas, concursos de ideas/soluciones o iniciativas para levantar dinero con ventas de productos fueron las respuestas más comunes.

Quiero ayudar a cambiar cómo se enseñan actitudes emprendedoras en los colegios. Me ayudan?

 

Este post fue originalmente publicado en LatAm.VC

  • Hola Gonzalo, soy Daniel Miguez, cofundador de la ONG EMPREAR. Te cuento que nuestra ONG ya creo el Instituto EMPREAR, que se focaliza en formar a docentes para escuelas de nivel medio y terciario, donde se le brinda puntaje a los docentes, aprobado por los organismos publicos pertinentes (esto para BA y Salta por el momento). Desde hace varios años lo venimos haciendo pero para el ámbito universitario. Hemos formado a prof. univ de más de 60 universidades, quienes están activas con sus propios programas de emprendedorismo. Ahora es el turno de las escuelas secundarias. Simplemente quería pasarte este mensaje, en virtud de que a veces se dan transformaciones silenciosas y lentas, pero se van dando, y van creciendo conforme se va creando nuestro ecosistema emprendedor y requerimiento social. Desde ya adhiero totalmente a tus palabras, y quería expresarte que considero que existe esperanza de que tengamos una Argentina mejor, en la medida que sigamos conspirando desde las redes sociales, y trabajando y trabajando y trabajando, por un mundo mejor. Asi que muchas gracias. Abrazos.

  • Agu De Marco

    Gonzalo! Mandalo a emprending con todos sus compañeritos 🙂