Escuchar vs Convencer

Todos los emprendedores enfrentan un sinnúmero de desafíos (siempre quise usar la palabra “sinnúmero” en una frase). Antes de empezar tienen que convencerse que la idea de negocios, convencer a co-fundadores, convencer a proveedores, usuarios, clientes. Convencer, convencer, convencer.

Con el tiempo, los buenos emprendedores se transforman en “convencedores” profesionales, de eso depende su supervivencia.

Hoy muy pocos discuten el valor de un buen mentor. Un buen mentor es alguien con experiencia relevante y ganas de ayudar a otros, que se pone a disposición para reunirse periodicamente con emprendedores. Nuestro modelo en NXTP tiene un componente muy fuerte basado en mentores, y en el valor gran valor que ellos pueden traer a los emprendedores de nuestro portfolio.

Hemos ayudado a cientos de emprendedores a conectar con mentores. Hemos visto a emprendedores principiantes crecer junto a grandes mentores. En muchos casos esas relaciones perduran en el tiempo, incluso llegando a formar sociedades que empiezan negocios en conjunto.

Si algo hemos aprendido en este proceso, es que para muchos emprendedores escuchar es un gran desafío. Les cuesta mucho salir del modo “convencedor” y pasar a un modo “escuchador”. Seguramente creen que tienen que impresionar a sus mentores, y por eso ponen energía en demostrar todo lo que saben, en vez de reconocer lo que no saben y escuchar.

Para crecer y aprender, es necesario reconocer que no sabemos, estar abiertos a escuchar otras opiniones, y saber apagar el “convencedor” que todo emprendedor lleva adentro.

Este post fue originalmente publicado en LatAm.VC